Concierto Judas Priest+Motörhead+Saxon (Epitaph Tour 2011 – 30 de Julio de 2011)

Pues cuando algo se acaba, o te venden que se va a acabar para siempre, te pica la curiosidad y el efecto fan… Y si estamos hablando de Judas Priest, pues mucho más. Las entradas MUY caras, pero no por la entrada en sí (unos muy respetables 53€) sino por los gastos de gestión (7,20€). No sé si hace mucho que no compráis una entrada, pero normalmente no había visto los gastos de gestión pasar de 3,60€, me imagino que han debido pensar que eran muy baratos, así que ahora está en relación a la entrada (un 13,58 % en este caso) y cuanto más cara, más gastos de gestión.

Después de haber lloriqueado por la entrada, voy a pasar a hablar del concierto en sí. Llegamos tarde, a las 3 ó 4 últimas canciones de Saxon, que sonaban como siempre (lo cual no deja de ser un éxito en sí mismo) con sus clásicos más conocidos (Denim and Leather, Princess of the Night, Crusader…). La Cubierta de Leganés estaba a tope de gente, en la única entrada al suelo (como valientes) había un tapón de gente considerable, por lo que esperamos a que se acabase Saxon antes de entrar y poco a poco se destapó el atasco y entramos bastante cerca del escenario. Allí disfrutamos de las cañeras canciones de Motörhead, que si pecan de algo es que parecen todas iguales (cosa que podemos atribuir a la forma monótona de cantar de Lemmy) por lo que yo, que no soy especialmente fan, no era capaz de distinguirlas y cantarlas adecuadamente. Al final ya soltaron el trío de canciones conocidas (Overkill, Ace of Spades y otra que no recuerdo, :D). Lo bueno empezaba justo después.

Judas estuvieron muy bien, Halford con una voz bastante buena, el escenario muy trabajado, con información e imágenes de los discos en plan “túnel del tiempo”, el nuevo guitarrista (el que sustituye a K. K. Downing) muy suelto y gustándose, pero a la vez clavando las canciones. El setlist del concierto (que duró dos horas y cuarto) tenía todos los clásicos, incluso estaba bien ordenado y las canciones formaban grupos temáticos para no mezclar los temas speed metaleros de Painkiller con el progresivo Sad Wings of Destiny. Emocionante interpretación, variedad en los trajes de Halford, que se movió bastante más que en el otro concierto de Judas que vi, allá por el 2005 en el Palacio de Vistalegre. Un concierto lleno de sensaciones, alucinado ante cada canción en la que se reconocía un clásico de la música, inspirador de infinidad de grupos, estilos y tendencias. En definitiva, los dioses del metal haciendo lo que mejor saben…

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s